lunes, 2 de octubre de 2017

Arranca el mecenazgo de Worlds of Empyrea, un proyecto demasiado ambicioso de Frank Mentzer

Hace unas horas ha empezado la campaña de mecenazgo de Worlds of Empyrea, la campaña de juego de Frank Mentzer situada en Greyhawk que este autor ha desarrollado desde 1978. Para llevar adelante este proyecto, Mentzer se ha rodeado de un montón de colaboradores que formaron parte de los "años dorados" de TSR: los diseñadores David "Zeb" Cook, Ed Greenwood, Allen Hammack, Tracy Hickman, Harold Johnson, Tim Kask, Len "Leomund" Lakofka, Steve Marsh, Douglas Niles, James M. Ward, “Skip” Williams y Margaret Weis; los ilustradores Clyde Caldwell, Liz Danforth, Jeff Dee, Jeff Easley, Larry Elmore, Jennell Jaquays, “Diesel” LaForce, Erol Otus y Stephen D. Sullivan y la cartógrafa Darlene. La idea es que Worlds of Empyrea esté disponible en cinco sistemas de juego diferentes: Dungeons & Dragons 5ª edición, RuneQuest, Savage Worlds, Pathfinder y sistemas OSR.


Dicho así parece un proyecto maravilloso. Sin embargo, tengo varias dudas al respecto. La primera es el importe a conseguir: 250.000 $. Es obvio que el trabajo se paga y algunos de los involucrados en Worlds of Empyrea no son baratos de conseguir. Cierto, hay juegos que han logrado superar esta cifra pero han sido juegos de tablero en su mayoría. En el caso de los juegos de rol, son casos contados que ofrecían mucho más contenido que el que ofrece Mentzer. Lo que me lleva al siguiente punto: el precio. Worlds of Empyrea es caro, mucho más que la media por lo que está ofreciendo. 50 $ por los PDFs me parece un insulto y no me vale eso de que los mapas estén en alta resolución, que esa excusa está muy gastada. Además, al comprarlo hay que elegir el reglamento que quieres. Los otros hay que comprarlos individualmente. Como resultado de todo esto el proyecto lleva recaudado poco más de 20 mil dólares con menos de trescientos mecenas. En todo mecenazgo las horas críticas para determinar el éxito o el fracaso en la mayoría de ocasiones son las primeras y las últimas. Mentzer ha optado por una campaña de 41 días en lugar de por una de 30, así que es consciente de que necesita todo el tiempo posible para arrancar por goteo cuantos mecenas pueda. ¿Logrará alcanzar el cuarto de millón necesario? Lo dudo, pero no sería la primera vez que me equivocara. Y no os confundáis, no deseo que el proyecto pinche, todo lo contrario. Pero hay que tener los pies sobre la tierra. Me temo que Mentzer ha mordido un hueso demasiado duro de roer.
Podéis leer más sobre Worlds of Empyrea y apuntaros al mecenazgo aquí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario