viernes, 6 de octubre de 2017

Opinión: Blade Runner 2049 (sin spoilers)

Tras meses de espera, por fin ha llegado a las pantallas de cine la que sin duda es una de las películas más esperadas de la historia del Séptimo Arte. Así que International Khiladi y yo no hemos podido esperar más y nos hemos escapado al pase matutino para poder disfrutar de Blade Runner 2049. Los siguientes párrafos son solo unas cuantas observaciones sobre la película en sí y no contienen ningún spoiler que pueda chafaros las sorpresas de la película.

La calva que se aprecia en la foto es la de un servidor. 


Hemos podido encontrar entradas en el pase de las 12:00 en la sala Phenomena. Además de contar con uno de los mejores sistemas de sonido del país, proyecta la película en versión original y a resolución 4K (DCI 4K, 4096 × 2160 píxeles). Y creedme, cada uno de esos 8,8 megapíxeles cuenta. Denis Villeneuve nos inunda desde el primer minuto en un futuro de ciudades deshumanizadas y grises y de ruinas de color ámbar, a la vez que asalta nuestros sentidos con los onmipresentes anuncios de neon. Los Angeles sigue siendo la pesadilla urbana que conocíamos y por primera vez podemos ver un atisbo del exterior, un mundo devastado por la guerra nuclear, la sobrexplotación de los recursos y el cambio climático.
El trabajo del cast es excelente, en especial el de Ryan Gosling, aunque el papel de ejecutivo/bio-ingeniero mesiánico le cae grande a Jared Leto. No en vano el personaje estaba inicialmente escrito para David Bowie.
La música, parte indispensable de Blade Runner, no corre en esta ocasión al cargo de Vangelis, sino de Hans Zimmer y Benjamin Wallfisch, que saben estar más que a la altura del reto.
Entonces, ¿es Blade Runner 2049 una obra maestra como su predecesora? No, no lo es ni de lejos, pero creo que todos nos imaginábamos que eso iba a suceder. Sin embargo es una buena película, pese a algún que otro agujero de guion. Denis Villeneuve ha hecho un trabajo muy cuidadoso para integrar la película en el universo de Blade Runner y no se ha limitado a copiar o imitar. Villeneuve es un muy buen director y sabe insuflar a Blade Runner 2049 con una personalidad propia, a la vez que familiar, producto de los 30 años que han transcurrido desde el final de la película original y el principio de esta. El ritmo es lento, pero salta a la vista que es deliberado. Y pese a ese ritmo, las casi tres horas de película transcurren sin darte cuenta. Cada plano, cada toma, cada escena son composiciones para saborear como si estuviéramos ante cuadros en movimiento. Las granjas de proteínas animales en una explanada eterna, el cielo contaminado de Los Angeles durante una tormenta a la luz de los neones, el vertedero de basuras infinito o las ruinas de la devastación nuclear de Las Vegas son más que meros decorados. Nos hablan del mundo, de los personajes, del pasado y del futuro y de la belleza efímera.
Ahora los "pero", que son varios y muy gordos. Y no dejan de ser los mismos que tenía la película original.



¿Pasa Blade Runner 2049 el test de Bechdel-Wallace? Sí, pero por los pelos (de hecho las variantes más exigentes del test no las pasa ni de coña). Apenas hay ocasiones en las que los personajes femeninos de la película interactúen entre ellos. ¿Y el test de Mako Mori, es decir, que los personajes femeninos tengan un arco argumental propio, sólido y que no sirva para apoyar la narración de un personaje masculino? No, para nada. Y que sea así me parece patético. Para acabar de empeorarlo, la mayoría de personajes femeninos son meros estereotipos repetidos una y otra vez en la ficción (la mujer-florero, la ninja maciza, la prostituta). Quizás a algunos os dé igual pero a estas alturas de s. XXI me parece patético que se siga recurriendo (e incluso imponiendo) esta clase de arquetipos y que una obra de ficción sea incapaz de pasar estas dos simples pruebas.
Otro problema igual de grave que el anterior es la casi inexistente representación de una raza que no sea la blanca. El futuro de Blade Runner 2049 es blanco. Incluso la mayoría de figurantes son caucásicos. Con la excepción de Barkhad Abdi y Wood Harris, el resto de actores con diálogo son blancos o, como en el caso de Hiam Abbass, pueden pasar por uno. Y tanto Abdi como Harris apenas tienen unos segundos de diálogo. Esto debería ser inaceptable por sí mismo pero en una película que es una metáfora sobre la brutalidad policial contra las minorías y sobre los horrores de la esclavitud y el colonialismo es un insulto. ¿Tanto habría costado poner a Angela Basset de jefa de policía? ¿Y a John Boyega en lugar de Ryan Gossling o, ya puestos, a Sonequa-Martin Green o a Lupita Nyong'o por citas los dos primeros nombres que me vienen a la cabeza? Y no solo debería haber personajes de color: el conjunto de figurantes tendría que ser un elenco de multitud de razas y culturas, de modo que navegar las calles del año 2049 fueran una verdadera muestra de la diversidad humana.



¿He disfrutado con Blade Runner 2049? Mucho, a pesar de los problemas que he mencionado. Villeneuve ha hecho un gran trabajo, mucho mejor del que estoy seguro que podría haber hecho Ridley Scott, vistos sus últimos destrozos cinematográficos. Esta es una película para ver en un cine en condiciones, da igual lo buena que tengáis la televisión o el equipo de sonido. Es un espectáculo para los sentidos que hay que disfrutar a lo grande.  
Blade Runner 2049 va a ser una de las mejores películas del año aunque también os digo que creo que el listón para este 2017 es muy bajo y que quizás deberíamos exigir algo más a lo que consumimos. Y que pese a Blade Runner 2049 es una buena película, Mad Max: Fury Road es mil veces mejor.


1 comentario:

  1. Iba con mucho miedo y me ha gustado mucho. Si, no es la original, pero mola :D

    ResponderEliminar